Moscú, Rusia - Embajada de Rusia
     
Se encuentra aqui: Historia > Nicolás II

Nicolás II, Rusia

Nicolás II de Rusia, ó Nikolái Aleksándrovich Románov en ruso, fue el último zar de Rusia. Hijo del zar Alejandro III, quien gobernó desde la muerte de su padre el 20 de octubre de 1894, hasta su abdicación el 2 de marzo de 1917, según calendario juliano, cuando renunció en su nombre y en nombre de su heredero al trono el cual pasó a manos de su hermano, el gran duque Miguel.

Nicolás II

Nicolás II de Rusia, ó Nikolái Aleksándrovich Románov en ruso, fue el último zar de Rusia. Hijo del zar Alejandro III, quien gobernó desde la muerte de su padre el 20 de octubre de 1894, hasta su abdicación el 2 de marzo de 1917, según calendario juliano, cuando renunció en su nombre y en nombre de su heredero al trono el cual pasó a manos de su hermano, el gran duque Miguel.

La educación de Nicolás II estuvo supervisada personalmente por su padre y su base fue la tradición religiosa. Los tutores del futuro emperador y de su hermano pequeño Jorge recibieron estas instrucciones: “Ni yo ni María Fiódorovna [madre de Nicolás] queremos hacer de ellos ‘plantas de invernadero’. Tienen que saber rezar a Dios, estudiarse bien, jugar y travesear poco. Enséñenles bien… sobre todo no fomenten su pereza… Necesito unos hijos normales rusos; si se pelean, vale, pero para el delator, látigo”.

El programa educativo para el futuro emperador fue elaborado al detalle, prestándose una especial atención, los primeros 8 años, al estudio de la historia de la política, la literatura rusa y los idiomas: francés, alemán e inglés, que Nicolás terminó dominando, y los 6 años siguientes se dedicaron a los estudios del arte militar, derecho y ciencias económicas.  Así mismo, Nicolás II viajó a diferentes partes de Rusia y al extranjero. El futuro emperador visitó países como Grecia, Egipto, la India, China o Japón.

Durante su reinado Nicolás II vio como el Imperio ruso sufrió una debacle económica y militar, habiendo sido apodado Nicolás, el Sanguinario por los críticos debido a la Tragedia de Jodynka, el Domingo Sangriento y por los pogromos antisemitas que se produjeron durante su reinado. Como jefe de Estado, aprobó la movilización de agosto de 1914 la cual marcó el inicio de la Primera Guerra Mundial, la revolución y la consecuente caída de la dinastía Románov.

Bajo su reinado, pero más bien al margen de su intervención directa, Rusia conoció un proceso de industrialización acelerada (que hizo surgir importantes núcleos obreros) y se esforzó por extender su influencia en Asia rivalizando con las potencias occidentales en la carrera imperialista (intervención en la Guerra Chino-Japonesa de 1896, base de Port Arthur en 1898, ocupación de Manchuria en 1900, reparto de Persia en esferas de influencia con Gran Bretaña en 1907.).

El reinado de Nicolás II terminó con la Revolución rusa, cuando, intentando volver del cuartel general a la capital, su tren fue detenido en Pskov y fue obligado a renunciar, habiendo sido apresados desde ese entonces, el zar y su familia, primero en el Palacio de Alejandro, en Tsárskoye Seló, después en la casa del gobernador de Tobolsk y finalmente en la Casa Ipátiev, en Ekaterimburgo, en donde Nicolás II, su mujer, su hijo, sus cuatro hijas, el médico de la familia imperial, un criado personal, la camarera de la emperatriz y el cocinero de la familia fueron ejecutados en el sótano de dicha casa por los bolcheviques en la madrugada del 16 al 17 de julio de 1918, acto que fue ordenado por Vladímir Ilich Lenin y por el líder bolchevique Yákov Sverdlov, siendo posteriormente canonizados como mártires por grupos relacionados con la Iglesia Ortodoxa Rusa en el exilio.

Nicolás II, el último zar de Rusia, rey de Polonia y gran duque de Finlandia, se convirtió en un símbolo trágico del cambio de rumbo de la historia rusa del siglo XX, ya que la crisis que destruyó el gran Imperio ruso se reflejó en el destino del soberano, caído junto a su patria en el torbellino revolucionario.  El día que Nicolás renunció, el 2 de marzo de 1917, y el de su asesinato el 17 de julio de 1918, el curso de la historia fue cambiada y no sin razón hasta nuestros días no ha cesado el interés hacia su persona, la cual fue denigrada en vida, difamada después de su muerte y canonizada en el año 2000.

¿Cómo fue el emperador Nicolás II?

Nicolás fue heredero por parte de sus antepasados, de una memoria  privilegiada, una disciplina rigurosa, una fe profunda y la capacidad para encantar a la gente, sin elevar nunca la voz a su interlocutor, siempre respetuoso en la comunicación, pulcro y puntual, teniendo como rasgo especial, ser una persona de muy buen genio y extraordinariamente bien educado, por lo que el ministro de Finanzas, Serguéi Vitte, escribía que era seguro que nunca había encontrado ninguna persona más educada que su emperador reinante”, ya que el emperador fue agradable, tratable, equilibrado y una persona muy buena. Tantos años que había vivido junto a él y ni una sola vez lo vio enojado, además de ser muy sencillo y humilde, como lo recordaba el ayudante de cámara de la esposa del emperador, Alexéi Vólkov.

Aunque detrás de esta delicadeza se ocultaba una buena voluntad y firmeza de principios, ya que lo más importante para él fue cumplir con su deber de monarca. “Siempre tengo un solo objetivo ante mí: el bien de la patria. Ante esta meta para mí palidecen los intereses mezquinos de algunos individuos”. En 1902 escribió a su madre: “Tengo una responsabilidad horrorosa ante Dios y estoy listo para actuar con convicción, como me ordena mi conciencia. No digo que siempre tenga razón, pues cualquiera se equivoca, pero mi conciencia me dice que debo actuar así”.

Política interior

La característica del gobierno de Nicolás II fue el crecimiento económico, ya que de 1885 a 1913 la media de crecimiento económico fue del 2%, y los ritmos de producción agrícola, del 4,5% al 5% al año. La extracción de carbón en la cuenca del Donetsk creció de 4 800 000 toneladas en 1894 a 24 000 000 toneladas en 1913. Empezó la extracción de carbón en la cuenca del Kuznetsk y la exploración de yacimientos de petróleo en las afueras de Bakú y Grozni.

En este tiempo Rusia se convirtió en un país agrícola-industrial, en donde crecían las ciudades, se construían ferrocarriles y se creaba industria, y Nicolás II apoyaba las decisiones orientadas a la modernización social del país, realizando una reforma pecuniaria que estableció una unidad monetaria estable al introducir el papel moneda para sustituir las monedas de oro; una reforma agraria; leyes sobre seguros sociales para los obreros industriales y otras.

Por no ser un reformador por naturaleza, Nicolás II se vio obligado a tomar algunas decisiones importantes que no correspondían con sus convicciones personales. En su opinión, el mejor orden político de los posibles para Rusia era una monarquía absoluta. Sin embargo, desde inicios del siglo XIX se suscitaron discusiones sobre la posibilidad de introducir en Rusia el constitucionalismo. Solo bajo la presión del fuerte movimiento social a favor de las reformas políticas, el emperador firmó el Manifiesto del 17 de octubre de 1905 que proclamaba las libertades democráticas, y en 1906 empezó el trabajo de la Duma estatal, comenzando Rusia a transformarse en una monarquía constitucional. Pero a pesar de esto, el emperador conservaba muchas funciones del poder, como tener el derecho de promulgar leyes (en forma de órdenes) y era la cabeza del Ejército y la Justicia.

El Zar Nicolás II y familia real fue asesinada y con ello terminó la última dinastía rusa. Durante un tiempo se creyó en el rumor de que la hija menor de la familia, la princesa Anastasia, había sobrevivido, rumor que investigaciones recientes han desmentido.

El Zar Nicolás II y familia real fue asesinada y con ello terminó la última dinastía rusa. Durante un tiempo se creyó en el rumor de que la hija menor de la familia, la princesa Anastasia, había sobrevivido, rumor que investigaciones recientes han desmentido.

 


 

 
  Rusia  ∙   Historia  ∙   Gobierno de Rusia  ∙   Relaciones exteriores  ∙   Organización político-administrativa  ∙   Geografía  ∙   Economía  ∙   Fuerzas armadas  ∙   Demografía  ∙   Idioma  ∙   Religión  ∙   Música clásica y ballet  ∙   Literatura  ∙   Cine  ∙   Artes visuales  ∙   Deportes  ∙   Embajadas y Consulados  ∙   Pasaporte y Visas  ∙   Ciudades de Rusia  ∙   Gastronomía  ∙  
Enlaces de interés:
Te amo en ruso
Te amo en ruso: en esta página encontrarás una guía para aprender a decir te amo y otras lindas frases en ruso.    
Embajadas y Consulados de Rusia:
 
América del Norte América Central   América del Sur   Caribe
Canadá
Estados Unidos

México
Costa Rica
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
Argentina
Bolivia
Brasil
Chile
Colombia
Ecuador
Paraguay
Perú
Uruguay
Venezuela
Cuba
Haiti
República Dominicana
Asia Europa     Africa Oceanía
China
India
Israel
Japón
Alemania
Bélgica
Dinamarca
España
Francia

Holanda
Italia
Reino Unido
Suecia
Argelia
Egipto
Marruecos
Sudafrica
Australia
Nueva Zelanda

Todos los países...


USUARIOS ACTIVOS:

© EmbajadaDeRusia.org - Todos los derechos reservados.